Como dos piezas de un rompecabezas... ♥

El espacio jocoso que dejan tus labios entre sí es el hueco perfecto para mi labio inferior, él cabe allí como en una cama mas que cómoda y confortable. Entre el borde de tu boca y tu nariz se posa perfectamente mi labio inferior, sosteniendo la fisura de tu rostro para poder besarte mejor. Las curvas de nuestros cuerpos encajan perfectamente… mi cabeza en tu hombro, los espacios entre los dedos de mis manos son del tamaño perfecto para que allí me tomes, mi cintura se apega a tu cadera, mis brazos se entrelazan en tu cintura, tus brazos sobre mis hombros, nuestras piernas se conocen con el pequeño roce de nuestra piel, si unimos nuestras frentes tenemos el ángulo perfecto para mirarnos pasionalmente. En un abrazo estrecho nuestras orejas se juntan y no se molestan… mas bien lo disfrutan.

Y es que nacimos el uno para el otro, eras esa pieza que me faltaba, porque no solo nuestros cuerpos se conectan inevitablemente y naturalmente se aman… nuestros corazones laten al mismo tiempo, nuestras miradas se encuentran profundamente, nuestros impulsos son similares y nuestras locuras se conectan siempre en un punto en común…

Dichoso aquel que sufra tan dulcemente lo que sufre mi corazón al verte… Ese sufrimiento hermoso, suave, pasional… Un sufrimiento que no existe, una religiosa sensación sin Dios, un ritual pagano ♫




1 comentario:

  1. ey por que no hay para poner bueno ahi arriba?? todo mal! jajaja

    ResponderEliminar